lunes, 28 de marzo de 2011

Quercus ilex (Encina).

La encina que os presento proviene de un cambio en el año 2008. En un principio el árbol era más recto, donde tiene la cicatriz seguía el tronco, recto y sin ningún aliciente, así que lo corté y la primera rama sería la continuación del árbol; con ello el árbol ganó mucho movimiento. Como virtudes destacaría el movimiento, la corteza y el shari natural; y como defectos el nebari, ya que tiene una raiz muy potente en un lado, pero al ser un árbol inclinado y la raiz está en el lado del "contrapeso" el defecto no es tanto.


El año pasado se le hizo una primera formación muy básica, la de ahora será más completa.


Parte trasera.

Con la determinación del frente tengo alguna duda, vereis en la maceta el intérvalo en el cual creo que está el frente, y también tengo pensado levantar un poco el árbol; en función del nebari.
Aunque no esté bien definido, estas variaciones nos permiten seguir trabajando y ya se resolverán en el próximo trasplante que espero ya sea a maceta de bonsai.
Frente A.
 Frente B.

Lo primero fue trabajar un poco la herida de donde proseguía el tronco y unirla con el shari que tiene el árbol. Si la madera es sana (como era el caso) no le aplico líquido de jin hasta pasados unos años, así con los elementos la madera se cuartea, se pudren pequeños trozos; en definitiva, queda más narural.

 Y este es el resultado, se han podado algunas ramas y defoliado las hojas viejas y grandes de las bases de las ramas para poder alambrar mejor y para que pase la luz.
Veo que sin levantar el árbol también es bonito y que es otra posible opción.
Altura del árbol sin maceta 65 cm.


 Frente B.
 Frente A.
Lateral.
 Trasera.
 Otro lateral.
 Detalle del shari.

4 comentarios:

gracienc dijo...

muy guapa.
un abrazo

Domi.

AM dijo...

hacia tiempo que no veia una encina tan buena!!

Joan Gonzalez dijo...

Para mi el frente B, aunque este tipo de arboles con este potencial, es dificil escoger un frente, siempre ves cosas diferentes. Me gusta esta encina, enhorabuena.

Rui Ferreira dijo...

Beautiful bark and movement!