viernes, 18 de marzo de 2011

Burgeriano Ishizuki

Siempre me ha gustado el estilo ishizuki, pero los árboles con algo de calidad suelen tener unos precios bastante elevados; esto junto con las ganas de experimentar me hicieron probar allá por el 2003, y este es el resultado. Al no disponer de una piedra adecuada compré una roca ibiishi, personalmente a mi me gustan; pero cualquier piedra con una forma y textura adecuada preferiblemente oscura sirve perfectamente; el árbol sería como no un arce burgeriano. En un principio fue adaptar un esqueje a la piedra, distribuir sus raices, plantar en una maceta grande y que crezca todo lo que quiera. Durante los primeros años no se presta nada de atención a lo que será la copa, lo importante es que las raices se vayan adaptando a la roca. Eso sí, requiere un trasplante anual para corrección de las raices y plantarlo cada vez mas desenterrado.


Año 2005, en un principio pensé fijarlo con cinta, pero creo que no habría hecho la suficiente fuerza para adaptar las raices a la roca, el inconveniente del alambre es que sólo fija en un punto, repito que la revisión debe ser anual ya que crecen mucho y es fácil que el alambre se clave.

No es nada complicado, sólo se trata de podar las raices innecesarias y direccionar las buenas. Si tuviera que repetirlo creo que optaría por una combinación de cinta y alambres; pero bueno ya me contareis...


Año 2007, las raices se van adaptando como un pulpo a la roca y la textura de las mismas al estar expuestas al aire ya es la del tronco; en el año anterior y este es cuando empezamos a definir la copa.





Una vez arregladas las raices y fijado a la roca.

 Una vez plantado y con la copa algo diseñada.

Año 2008.
Año 2010, ya iba refinando la copa y siguiendo con las raices; la parte plana de la base de la piedra es algo problemática ya que las raices tienen tendencia a levantarse.

 Una vez modelado y plantado.
Y este es su aspecto a día de hoy, brotando. Su altura sin maceta es de 35 cm.. No es que sea un árbol que quite el hipo pero como primera experiencia no está mal; seguro que se puede mejorar la técnica, ganar tiempo, etc... y desde aquí os animo a que experimenteis y probeis cosas; un árbol hecho de la nada produce una sensación especial y aunque los resultados no sean los esperados siempre aprenderemos algo.



6 comentarios:

Jose Acuña dijo...

Felicidades, sobre todo por tu actitud y constancia.
Saludos

Joan Gonzalez dijo...

En 2 palabras in creíble
Enhorabuena

tonipujol dijo...

molt bo tomeu enhorabona.

Todo pasa por una razon dijo...

muy hermosos los bonsai. Tengo varios en mi jardín.

Saludos,


Simple Torsión

Livia dijo...

Muy buenos trabajos! Éste en concreto me ha parecido muy interesante. Tengo un blog de bonsais de arces, por si te pueda interesar. También llevo poco tiempo. Enhorabuena por tu blog.

jblancophotography dijo...

Genial!!